lunes, 14 de julio de 2014

LA POLÉMICA CON CELIA HART EL 2005

Sábado, 1 de octubre, 2005 6:24 A.M
EL TROTSKISMO HARTIANO
Por: Dante Castro

Gran novedad fuera de Cuba es la conversión de Celia Hart al trotskismo. Una vedette que escribe irresponsablemente y que goza del consentimiento oficial, ya es estrella favorita de entrevistadores internacionales y de plumíferos contrarrevolucionarios. Quien mejor ha saludado este hecho es nada menos que el enemigo del socialismo cubano, Carlos Alberto Montaner:

“...me parece interesante que en Cuba haya una vertiente trotskista dentro de la aburrida ortodoxia ideológica del régimen. Precisamente, los primeros marxistas que se opusieron a Castro fueron los trotskistas...”.

Para quienes apoyamos el socialismo cubano frente a las embestidas del capitalismo (bloqueo externo) y del burocratismo (bloqueo interno), esta penetración trotskista no significa “democracia” ni “pluralismo”, sino descomposición ideológica. El recetario trotskista poco tiene que aportar en un país donde hace tiempo se pasó a la socialización de los medios de producción y a la economía socialista. El discurso de la revolución permanente, eufemismo retórico que se entiende como el tránsito ininterrumpido al socialismo, no tiene lugar allí donde ya se consiguió. Quieren predicar el carácter internacional de la revolución a quienes siempre lo practicaron. ¿Alguien pretende demostrar que la Revolución Cubana alguna vez renunció al internacionalismo proletario para consagrarse al “socialismo en un solo país”? Como dice bien el compañero del Che, Harry Villegas: “No hay como describir la heroicidad y la grandeza de todos los internacionalistas cubanos con un espíritu de sacrificio y desinterés absoluto”.

Otros elementos del trotskismo clásico pueden poner en riesgo la unidad del partido y la unidad del pueblo. Pero esta doctrina llega tarde allí donde menos se la necesita. No en vano vimos en la Feria Internacional del Libro (La Habana, febrero del 2005) tres stands de libros trotskistas a los cuales el público cubano no prestaba la menor atención. Fueron tres editoriales que no vendieron lo que esperaban vender, porque el pueblo es sabio. Simultáneamente en la revista Casa de las Américas menudearon artículos filo-trotskistas, para sorpresa de sus lectores habituales. De forma paralela, Hugo Chávez se pronunciaba favorablemente sobre Trotski, cuyas obras -demás está decirlo- no conoce.

Mientras el marxismo-leninismo se sigue demostrando como el mínimo común múltiplo de todos los partidos revolucionarios, el trotskismo sigue siendo el máximo común divisor. El centralismo democrático y la fórmula unidad-crítica-unidad no son compatibles con la libertad de fracción dentro del partido que predican los trotskistas. De otro modo no pueden explicarse las constantes divisiones del mismo movimiento trotskista, la diáspora fragmentada en micro organelas y su atomización. ¿Eso se pretende para Cuba?

¿A qué trotskismo se remite Celia Hart?... ¿A la línea de Moreno, Pablo, Lora, Posadas, Mandel? ¿Al Secretariado Unificado, la Liga Comunista, la reconstrucción de la Cuarta Internacional? Le podemos agregar los nombres de otros taumaturgos de última hora que polemizan entre sí por la revolución que nunca hicieron. Precisamos: y nunca harán. El trotskismo combate en múltiples frentes, de los cuales destacan tres: contra el capitalismo (del cual dependen), contra el estalinismo (todos los comunistas) y contra otros trotskistas.

Vale la pena que recorran las páginas web en donde critican a la Revolución Cubana endilgándole todos los defectos del estalinismo. El trotskismo nunca fue prosélito de Fidel Castro, sino todo lo contrario. Lo acusaron de burocratismo, autoritarismo, militarismo, guerrillerismo, etc. Por eso es que los lacayos del imperialismo están tan contentos con las desviaciones de Celia Hart.

No es casual que el trotskismo en América Latina y Europa sea el opio de los intelectuales burgueses, de los estudiantes rebeldes por tiempo breve y de castas privilegiadas. Tampoco es casual que los hijos de la casta dirigente se enamoren de la figura egregia de Lev Davidovich Bronstein, el líder incomprendido y sacrificado, el profeta que anunciaba el fin del socialismo real. Desde Cubanacán o desde otros barrios residenciales de La Habana, bien puede pensarse en trotskismo. Consulte el zahorí lector la guía telefónica de La Habana y sabrá a qué me refiero. Pronto aparecerán anarquistas, anarco-sindicalistas y otros especímenes bajo el manto de un gran apellido. Ya hay hijos de dirigentes que son impulsores del Proyecto Varela y todos saben en Cuba que nunca pasaron las necesidades que padece el pueblo llano.


EL TROTSKISTA EMBOSCADO


Hay quienes se asombran de esta conversión tardía y más si leen pasmados que su padre, Armando Hart, le suministró a Celia los primeros libros de Isaac Deutschter. Por eso ahora nos podemos explicar el prólogo de Mr. Hart en el libro de Deutschter sobre Stalin. Para compensar cualquier asombro recordemos que Armando siempre fue admirador de Trotski, tal como lo testimonia el Che en una de sus cartas. Veamos la carta que el Che le escribe a Armando Hart [recién pubicada en Cuba en septiembre/1997 en Contracorriente, año 3, N° 9], cuando había salido con el contingente cubano de la guerrilla del Congo y se encontraba en Tanzania, antes de volver a Cuba y de allí marchar a Bolivia.

Primero dice en el punto V°:

“Aquí sería necesario publicar las obras completas de Marx y Engels, Lenin, Stalin [subrayado por el Che en el original] y otros grandes marxistas. Nadie ha leído nada de Rosa Luxemburgo, por ejemplo, quien tiene errores en su crítica de Marx (tomo III) pero murió asesinada, y el instinto del imperialismo es superior al nuestro en estos aspectos”.

Luego dice en el punto VI°:

“Aquí vendrían los grandes revisionistas (si quieren pueden poner a Jruschov), bien analizados, más profundamente que ninguno, y debía estar tu amigo Trotsky, que existió y escribió, según parece”.

¿No se entiende todavía?... Expliquemos lo evidente. El Che subraya el nombre de Stalin en plena era de desestalinización de la URSS por Jruschov, y a éste último (Jruschov) lo incluye en la lista de “grandes revisionistas” junto a Trotski:  “tu amigo que existió y escribió según parece”. El Che demuestra una vez más su filiación marxista-leninista, anti-revisionista, anti-jruschoviana, como también confiesa su ajenidad al trotskismo. También deja en evidencia el trotskismo de Hart: “tu amigo”.

En artículos que circulan por el espacio cibernético, esta carta se reduce a una sola frase para ocultar la admiración del Che por Stalin. Citar a Stalin en reiteradas ocasiones también fue hábito del Che, no precisamente para criticar el estalinismo, en sus artículos de 1964. Véase “Sobre el sistema presupuestario de financiamiento” y “La banca, el crédito y el socialismo”, por citar sólo dos. En síntesis cuando hacen gala de la carta a Hart, no citan el punto V° y recortan el punto VI° a un párrafo. Grueso contrabando, carnada confusionista para sorprender a iletrados.

Hay otro contrabando con el que se intenta abusar de nuestra ingenuidad: El Che era en realidad trotskista, aunque fue el último en enterarse. ¿Trotskismo inconsciente? ¡Por favor! ¡A otro perro con ese hueso!

Igualmente hay que aclarar que cuando el Che dice: “revolución socialista o caricatura de revolución”, no estaba invocando a la revolución permanente de Trotski. Ya la Revolución Cubana había culminado etapas y se dirigía en tránsito ininterrumpido hacia el socialismo.


VOLVER AL MARXISMO-LENINISMO


En momentos críticos para la Revolución Cubana, no se le hace ningún favor con desviaciones ideológicas. El pueblo cubano reclama unidad de criterio a su dirigencia. Reclama asimismo veracidad y consecuencia. Cuando los parientes de Miami tienen licencia de retornar a sus hogares cargados de regalos, cuando el capitalismo se inserta de manera no tan subrepticia en la economía de la isla, cuando se despotrica de la Revolución en cada esquina, no es posible confundir a la gente con otros lineamientos ajenos al partido.

El trotskismo siempre será tema de bohemia ilustrada, ludibrio de exquisitos, galimatías de bibliómanos. El pueblo no pierde el tiempo en polémicas bizantinas, tiene que sobrevivir a las carencias que les impone un bloqueo infame y no pocos inoperantes. La solución a ambos males está en el retorno a las tesis originales de Marx y de Lenin, en el combate intransigente contra el revisionismo que les dejó como herencia Jruschov y sus continuadores.

Releer al Che es redescubrir su anti jruschovismo y sus predicciones sobre la caída de Europa del Este si seguía en el camino burocrático. Allí está su férrea oposición a la convivencia pacífica y al tránsito pacífico al socialismo, prédicas favoritas de Jruschov y la desestalinización. Caricaturizar al Che, como trotskista inconfeso, es traicionar los ideales fundamentales de la Revolución Cubana. Y si esto sucede ante la vista y paciencia del Comandante en Jefe, vale preguntarnos: ¿cuál es el juego?.... ¿Glasnot?... ¿Solidarnosc?... A todo eso apostaron los trotskistas, por si no lo sabe.



Martes, 25 de octubre, 2005 6:02 A.M.
LA MÁQUINA HARTIANA DE CREAR MENTIRAS
Escribe: Dante Castro


Celia Hart parece que goza del tiempo en internet del que no gozamos ni los latinoamericanos ni los mismos cubanos fieles a la Revolución. Las revistas web que albergan sus artículos, censuran aquellos que más la contradicen y publican unos cuantos botones de muestra “estalinistas”. Con esa ventaja y otras, contando con la recepción de sus artículos en cuanta web “pluralista” se conozca, se dedica a tergiversar la historia de la Revolución Cubana y en especial el pensamiento de Ernesto Che Guevara. Así es como dice: “En cuanto al Che: Él siguió el pensamiento de Trotsky (o lo mejor del pensamiento de Trotsky), tan sólo porque de verdad quiso hacer la revolución”.


¡Bravo chica!... O sea que quien de verdad quiera hacer la revolución, se erige automáticamente en seguidor del pensamiento de Trotsky. No hay revolucionario que escape de esta sentencia. Hasta ahora nadie nos había ilustrado acerca de nuestro trotskismo inconsciente. Una operación desafortunada y sin sentido que únicamente revela ignorancia.
Ninguno de los biógrafos serios del Che ha llegado a tan infeliz conclusión. Cualquiera que lea las obras del Che se puede dar cuenta que Celia Hart miente. El hecho de demostrarse como defensora de la Revolución cubana en diversos artículos y al mismo tiempo trotskizar al Che, no la pone a salvo de calificativos que bien se merece.


EL SARAMPIÓN PASAJERO


Está demás esforzarse en demostrar que Celia Hart no domina el arte de la polémica. Tampoco tiene conocimientos suficientes de marxismo y saldría, con seguridad, desaprobada en materialismo dialéctico, historia de la revolución rusa e historia de la revolución cubana. Ha descubierto los “aciertos” de León Trotski con espíritu de colegiala, inflamada por los crímenes de Stalin, por los millones de muertos en el GULAG soviético, por la represión de la GPU, etc. Para los añejos conocedores de la polémica entre trotskistas y marxistas-leninistas, su candor resulta harto conocido como enfermedad infantil del “izquierdismo” en el comunismo. Es un sarampión pasajero que tiene corta duración hasta que la colegiala “descubra” los crímenes del comisario Trotski, los errores y desaciertos de Trotski, la polémica entre Lenin y Trotski, etc. Ya sabemos lo que sigue y nunca será favorable a la Revolución. Máxime si quien padece tardíamente rubores de bachillerato, está en edad madura.


Los millones de muertos por la represión estalinista en la URSS pueden ser cotejados en los archivos de la KGB hoy abiertos al público. Por supuesto, Celia Hart no ha leído los informes desde Rusia del argentino Rafael Poch y numerosos escritores rusos que desmienten las cifras infladas por el trotskismo en alianza con el imperialismo. Ninguno de ellos es estalinista, tampoco comunista. Los miles de muertos en treinta años–que sí los hubo- se convirtieron en millones y millones por arte de la imaginación multiplicadora del trotskismo y la CIA.
Si la madura colegiala de marras está inflamada de humanismo fariseo, debemos invitarla a ver las críticas de anarquistas y anarco-sindicalistas acerca de la represión sangrienta del comisario Trotski contra la sublevación de Kronstand. Mejor aún, las críticas que le hace a Trotski el POUM (partido trotskista español) señalándolo como “oportunista” durante la guerra civil española.


Celia Hart no polemizará en términos alturados porque su impericia en la materia es más que manifiesta. Se refugiará tras la impunidad que le otorgan las web que censuran artículos en su contra. Responderá en Rebelión a un artículo que esa misma revista se niega a reproducir. Sólo le queda el pataleo infantil y tararear una canción del buen Silvio Rodríguez para salvar responsabilidades.



LOS TROSKISTAS YA DIERON SU VEREDICTO



Confiesa Ricardo Napurí, conocido trotskista peruano, quien dialogó con el Che: “yo postulé a Silvio Frondizi, pero el Che lo cuestionó porque lo caracterizaba como trotskista”. Líneas más abajo confirma que  después de haber leído La revolución permanente de Trotski “me dijo que para él era tarde para la posición trotskista”.


Asimismo, el trotskista Gary Tennant afirma en su artículo “El Che Guevara y los trotskistas cubanos”:


 “En línea con su creencia en un Estado de partido único stalinista, el Che apoyó inicialmente en forma acrítica la fusión de los cuadros y el aparato del viejo PSP y del Movimiento 26 de Julio en una nueva organización, las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI) en 1961, y apoyó los ataques y la represión de otros grupos y tendencias revolucionarias, incluyendo las que sufrió el trotskista Partido Obrero Revolucionario (POR), que criticaba al stalinismo desde la izquierda”.


Prosigue Tennant:


 “Usando, sin embargo, el pretexto difamatorio de que los trotskistas estaban vinculados con los Mujalistas, sindicalistas oficialistas durante la dictadura de Batista en los años 50, y de que estaban actuando como provocadores agitando a favor de un asalto a la base naval norteamericana de Guantánamo, los miembros del POR fueron, con intervalos, arbitrariamente arrestados, removidos de sus lugares de trabajo y transferidos a otros centros más aislados, mientras su prensa y publicaciones fueron intermitentemente incautadas. La actitud inicial del Che fue en general, de apoyo a este tipo de medidas. Como él decía: No se puede estar con la Revolución, y en contra del Partido Comunista Cubano. La Revolución y el Partido Comunista marchan juntos”.


Tennant también señala que el Che experimentó una “evolución” en su tratamiento a los trotskistas al impedir mayores represiones contra ellos en Cuba, pero deja confirmado que: “la actitud del Che Guevara hacia los trotskistas cubanos no lo convierte de ninguna manera en trotskista”.


Podemos seguir citando similares y agregar además los comentarios zahirientes del trotskismo internacional contra la Revolución Cubana, calificándola de militarismo, socialismo burocrático, deformado, antiobrero, etc.



LOS REVOLUCIONARIOS NO COINCIDEN CON MONTANER



Como ya sabemos, Celia Hart no tiene la paciencia suficiente de leer completos los artículos de la web y menos las obras clásicas del marxismo. Quienes la contradecimos, no coincidimos con quien la alaba: Carlos Alberto Montaner, el enemigo jurado de la Revolución Cubana. Montaner dice: “...me parece interesante que en Cuba haya una vertiente trotskista dentro de la aburrida ortodoxia ideológica del régimen. Precisamente, los primeros marxistas que se opusieron a Castro fueron los trotskistas...”. Dime quien te elogia, Celia y te diré quién eres.


Coincidimos sí con la línea del Partido Comunista Cubano (PCC), a quien Celia Hart no representa. Los lectores tienen acceso a todos los documentos de los congresos del PCC y en ninguno de ellos se suscribe este partido al trotskismo ni a sus tesis. Esta Revolución no fue hecha por trotskistas, sino que sufrió del acoso de ellos, los puso al margen y caminó con paso seguro por los derroteros del marxismo-leninismo. Alguien se quedó a salvo el tiempo suficiente para que pusiera en manos de su “desesperada hija” los libros “esclarecedores” de Isaac Deutschter. Alguien que en un prólogo al libro  del mismo autor sostiene que la desventaja de Stalin era no haber salido de Rusia y la ventaja de Trotski era haber viajado por los países más avanzados. Rindamos honores a este genio por su agudeza de análisis. Pero, por favor, nos piden que no lo involucremos en este debate, pues se trata de una vaca sagrada a quien no se puede cuestionar. Concluyamos: en la defensa de la línea de la Revolución Cubana, no creemos en vacas sagradas ni apoyamos la impunidad de nadie. Como decía el peruano Manuel González Prada, hay que romper el pacto infame de hablar a media voz.


MIENTE, MIENTE QUE ALGO QUEDA


Los comentarios, notas y artículos acerca del supuesto trotskismo guevarista minan la credibilidad en el proceso revolucionario cubano. Los neófitos e iletrados que concurran a ciertas páginas bien pueden llevarse la falsa impresión de que sea verdad todo lo que dicen. Antes que recurran a la lectura de obras serias, creerán en los dislates afiebrados de la autora.


Celia Hart no sólo conspira contra la Revolución, sino contra la verdad. Cualquier estudiante que lea las obras completas del Che puede verificar cuál fue su verdadera filiación y sus diferencias con el trotskismo.


Hace una semana libramos aguda polémica con un dirigente trotskista, el mismo que quiso demostrar en pleno día de homenaje al Che, que jamás se ocupó de la clase obrera. Esgrimía este infeliz el Manual de la guerra de guerrillas para demostrar que su autor era campesinista, populista, no marxista, porque allí no nombraba a los obreros. Esta posición quedó en ridículo al citarle otras obras en que el Che confirma que la clase de vanguardia de la revolución socialista es la clase trabajadora. Por eso reclamamos lecturas completas y no carnavales verbales.


La prédica confusionista del trotskismo coge desprevenidos a numerosos incautos. Parece que su consigna preferida es: miente, miente, que algo queda. La nuestra es debatir en público y sin reservas con cualquier desviación ideológica que le haga favores al enemigo de la Revolución.


Como bien dice el Amauta José Carlos Mariátegui: “el trotskismo sabe de un radicalismo teórico que no logra condensarse en fórmulas concretas y precisas”. Pero agregamos que dispone hoy de los elementos materiales necesarios para difundir sus vahos contaminantes. Hoy tienen una vocera espléndida que causará estragos mientras le dure su primavera ideológica.


Ella dice: “Y no me quiero dispersar en responder más ataques sobre mis pensamientos, pues a decir de Silvio Rodríguez: La gente que me odia y que me quiere no me va a perdonar que me distraiga”. Nosotros decimos: distráete nomás, que más distraída no puedes estar.
__________________________________________________

lunes, 27 de enero de 2014

PACHECO DE CÉSPEDES: UN GUERRILLERO CUBANO EN LA GUERRA DEL PACÍFICO



Un 27 de enero de 1895, en las alturas de Torata (Moquegua), cayó mortalmente herido el guerrillero cubano Juan Luis Pacheco de Céspedes. Casualmente, hoy 27 de enero de 2014, el presidente de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, inicia la lectura de la sentencia que será inapelable y definitiva respecto a la demanda peruana por los límites marítimos con Chile.


Descubrí a Juan Luis Pacheco de Céspedes leyendo la “Historia de la República del Perú” de Jorge Basadre,  donde explica su importancia en la resistencia montonera contra el invasor chileno durante la Guerra del Pacífico. Años después, un amigo me obsequió el libro del tacneño José Humberto Giglio Varas: “Juan Luis Pacheco de Céspedes (El cubano)”. Publicado en 1990, en breves páginas nos ofrece una semblanza bastante completa de este personaje. Últimamente, pude leer la ponencia  “La chilenización de Tacna” de Rubén Darío Pachari Romero (Universidad de San Agustín de Arequipa). Pero además, gracias a internet, me informé de la opinión chilena respecto a este combatiente: fiero, desalmado, inclaudicable y por lo tanto temido

En mi reciente viaje a Moquegua visité su modesta tumba, olvidada e ignorada por la mayoría de peruanos.



El diario GRANMA de Cuba publicó un extenso artículo el 23 de setiembre de 1988, anunciando que el Congreso peruano acordó que cada 2 de setiembre se le rendiría homenaje y se nominaría con su nombre a una calle de Lima.


COMBATIENTE DESDE LOS QUINCE AÑOS


Juan Luis Pacheco de Céspedes nació en Bayamo, Cuba, en 1853. Hijo de Juan Luis Pacheco Isern y Ángela de Céspedes Izaguirre. Se incorporó a la gesta libertadora de Cuba desde el 10 de octubre de 1868, a los 15 años. A fines de ese año y tras luchar en diferentes combates contra los españoles, cae gravemente herido en el combate de Chapala. En 1872 conduce expediciones y cargamentos de armas para sus compatriotas. Después del Pacto del Zanjón, que establece la capitulación frente a las tropas españolas y pone fin a la Guerra de los Diez Años (1868-1878), reside en Estados Unidos donde conoce al peruano Leoncio Prado, quien habiendo colaborado y luchado por la causa de Cuba y siendo hijo del presidente Mariano Ignacio Prado, lo invita a combatir por el Perú frente a la agresión chilena.
Se destaca en las acciones de Socoroma, Palca, Acarí, Pachía y otras, ganándose el grado de coronel del Ejército del Perú en 1882. Habiendo participado en batallas regulares, Pacheco de Céspedes, junto a Gregorio Albarracín y Leoncio Prado, ponen en práctica la táctica de la guerra de guerrillas aterrorizando al ejército chileno mediante ataques por sorpresa, hostilizaciones y emboscadas.



EL GUERRILLERO DEL SUR


Después de la batalla de Arica (7 de junio de 1880), las fuerzas chilenas organizan expediciones a la sierra de Tacna, para liquidar a las guerrillas de Pacheco Céspedes, Leoncio Prado y Gregorio Albarracín. Así el 16 de junio de 1880 se realiza el combate en Palca entre la guerrilla de Pacheco de Céspedes contra el Regimiento Lautaro. Y en el combate de Tarata el 21 de julio de 1880 las guerrillas peruanas resultan victoriosas frente a la división de Orozimbo Barbosa.


Otras hazañas notables de “el cubano” fueron:


-Batalla de Calientes - 02 de setiembre de 1881. Guerrilla peruana encabezada por Pacheco de Céspedes ataca a fuerzas chilenas. Triunfo peruano.


-Combate de Pachía - 03 de setiembre de 1881. Columna peruana al mando de Pacheco de Céspedes enfrentan a la caballería y brigada de artillería chilenas. Triunfo peruano.


-Combate de Coari - 01 de agosto de 1883. Fuerzas patriotas al mando de Pacheco de Céspedes se enfrentan a destacamentos chilenos. Triunfo peruano.


-Batalla de Mirave - 02 de agosto de 1883. Batallón al mando de Pacheco de Céspedes enfrenta al batallón chileno al mando del Mayor Duberlí de Oyarzún. Triunfo peruano.


La actuación de Pacheco de Céspedes concurre con la resistencia de Cáceres en la Campaña de la Breña (1881-1883). Su más íntimo compañero de armas, el coronel Leoncio Prado, fue capturado por los chilenos y fusilado tras la batalla de Huamachuco (10 de julio,1883), que marcó el final de la gesta cacerista. Como organizador de guerrillas en el sur, el cubano continuó luchando después del Tratado de Ancón:


El 20 de octubre de 1883 se firma el nefasto tratado. Y el 11 de noviembre de ese mismo año se da el Segundo Combate de Pachía entre las fuerzas del capitán Matías López y las guerrillas de Pacheco de Céspedes. Posteriormente, historiadores peruanos como  chilenos se disputan la victoria. La guarnición chilena contaba con 80 hombres del batallón Ángeles, al mando del capitán Matías López y con once jinetes del batallón Las Heras al mando del alférez Enrique Stange. Según los chilenos sus bajas fueron de 18 muertos y 23 heridos, y las peruanas de 40 muertos y 24 heridos. Nótese que Stange fue el último oficial chileno muerto en la Guerra del Pacífico, y tal vez por la mano de Pacheco de Céspedes.


EL MONTONERO PIEROLISTA


Esta etapa de su vida mereció un guiño de ojo de Jorge Basadre. Lamentaba el historiador ese “pecadillo” de Juan Luis Pacheco de Céspedes que no podía empañar su memoria. No es la derrota si no la traición de seguidores de Miguel Iglesias, quienes querían delatarlo para que concluyan las hostilidades y la invasión, lo que obliga al cubano a refugiarse temporalmente en Bolivia, donde ocupará cargos como asesor del estado. Cuando retorna al Perú dedica tiempo a sus asuntos familiares y económicos. Se casa, tiene hijos e hijas, hasta que se vio involucrado en nuevas contiendas civiles.


Se suma a los peruanos que combaten bajo las órdenes de Andrés Avelino Cáceres al presidente entreguista Miguel Iglesias. El cubano lucha en Casapalca y Huaripampa en 1885. Entre 1886 y 1888 fue jefe del regimiento de gendarmes de Lima nombrado por Andrés Avelino Cáceres durante su gobierno (1886-1890) por especial consideración a su valor y entrega. Aquí es donde le perdemos la pista a Pacheco de Céspedes y sólo podemos especular acerca de un sorprendente cambio de rumbo.


Estalla la guerra civil de 1894-1895,  que se origina con el alzamiento popular contra el segundo gobierno del general Cáceres. Este alzamiento fue encabezado por el caudillo civil Nicolás de Piérola. La causa inmediata fue la cuestionada elección de Cáceres en 1894, fuera del marco constitucional.


Juan Luis Pacheco de Céspedes tomó partido por Piérola contra Cáceres y regresó a las sierras del sur para organizar guerrillas. Es así como muere en combate, en las alturas de Torata (Moquegua), un 27 de enero de 1895 fulminado por dos balazos, uno en el tórax y otro en el cráneo. Así concluye la vida de un combatiente irreductible, audaz y donjuanesco, tentador personaje para una novela que aún no se ha escrito.


EL CONTEXTO PERUANO-CUBANO EN EL SIGLO XIX


La participación de Pacheco de Céspedes en la Guerra del Pacífico a favor del Perú puede explicarse a través de la descripción del contexto histórico. Esta muestra temprana de solidaridad internacionalista cubana se entiende por varias razones que enumeramos:

1.- José Martí, tal como demuestran algunos de nuestros artículos, fue el cubano que más amó al Perú. En las buenas y en las malas, el verbo de Martí se puso al servicio de los peruanos para respaldar únicamente causas justas. Su amor por las razas indígenas y su admiración por el Imperio Incaico se expresan en incontables artículos y tratados.

2.- El primer país que reconoció a la República de Cuba fue el Perú.

3.- Los peruanos amaron a Cuba considerándola un bastión de la lucha contra el colonialismo español. Leoncio Prado fue el fundador de la Marina de Guerra cubana desde el momento que secuestró la fragata Moctezuma para luego izar la bandera de la estrella solitaria. Su hermano Grocio Prado combatió en tierra cubana bajo el mando de Antonio Maceo contra las fuerzas españolas. El padre de ambos, presidente Mariano Ignacio Prado, con regularidad y desprendimiento brindó asistencia económica a los insurgentes.

4.- Los literatos peruanos se sumaron a la causa de la independencia de Cuba. Ricardo Palma estuvo en La Habana y escribió con profundo cariño y respeto acerca de la literatura cubana, de sus bohemios más lúcidos y de los logros políticos en los cuales la intelectualidad participaba. Y escribe Palma: "Cuba es el punto donde convergen las miradas de todos los que creemos que la patria es un culto y la libertad un derecho". Mercedes Cabello de Carbonera escribió la novela "Sacrificio y recompensa" a favor de la causa cubana así como diversos artículos en La Habana Elegante y en el Diario de la Marina. Abelardo Gamarra "El Tunante" tuvo la osadía de reclutar entre sus contemporáneos una partida de voluntarios dispuestos a morir por Cuba, pero la guerra con Chile frustró el viaje de aquella joven expedición.

5.- Así como un cubano comandó la guerrilla sureña en plena Guerra del Pacífico, Martí escribió en contra de la barbarie chilena durante la invasión y a favor del Perú desde el comienzo del conflicto. Martí anota en su Cuaderno N° 13 (tomo 21 de Obras Completas, edición cubana) sus recuerdos de la lectura Historia de la Guerra del Pacífico, de Diego Barrós Arana (Santiago, 1880): “Niego a Chile el derecho de declarar la guerra al Perú.” Critica mordazmente la innecesaria vesanía de las tropas ocupantes de “…el Perú, ardiente y generoso…”. (*)

Creo que estas circunstancias históricas dejan suficientemente explicados los motivos de Juan Luis Pacheco de Céspedes. Se hizo peruano sin dejar de ser cubano. Cayó gravemente herido en varios combates. Se casó con una peruana de abolengo después de haberla secuestrado, con quien tuvo descendencia. Y sus restos descansan en el cementerio de Moquegua, bajo una humilde lápida puesta décadas después por el Batallón Húsares de Junín. Honor y gloria a este cubano ejemplar.

.....................................................................................................................................................

(*) Esta investigación la di a conocer en la web Páginas Martianas, cuyo texto literalmente ha sido plagiado por un reconocido escritor y profesor vallejiano que no tiene escrúpulos. Bien le habría valido citar la fuente. Ocioso que no cosecha los frutos de su investigación, piratea los esfuerzos ajenos.

martes, 7 de enero de 2014

LUCHA CONTRA LA CONCENTRACIÓN DE MEDIOS: NOS DAN GATO POR LIEBRE


La batalla contra la concentración monopólica de los medios de comunicación da pasos firmes en los países de la región, donde la Argentina se puso a la vanguardia en 2009 con la Ley 26522 de Servicios de Comunicación Audiovisual. En noviembre de 2013 La Suprema Corte de Justicia de Argentina declaró constitucional la Ley de Medios, poniendo en la picota a uno de los conglomerados mediáticos más poderosos del planeta: el Grupo Clarín.

Desde 1999, Grupo Clarín se convirtió en uno de los más poderosos de Latinoamérica y el más extenso en Argentina (desde 1980 es el mayor distribuidor de diarios en el mundo hispanohablante).  Grupo Clarín tiene bajo su poder o participa de 17 empresas de publicaciones e impresiones, 240 licencias de televisión por cable, 15 de radio y televisión y 3  en internet.

La derechista Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en su Asamblea anual 2012 en Sao Paulo,  hizo una defensa dogmática del grupo Clarín y su blanco de ataque fueron los gobiernos progresistas. Concluida la Asamblea SIP en Sao Paulo, de sus 13 resoluciones dos apuntaron contra el gobierno de Argentina, tratándolo como una cruel dictadura que secuestra a la “libertad de prensa”. La SIP que tiene su sede central en Miami, asocia a 1300 diarios que distorsionan la información para sus masivos lectores.

Uruguay se apresta a aprobar una Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. El presidente Mujica, en mayo de 2013,  envió al Parlamento el proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que pretende regular el sector, por considerarlo de interés público, mediante reglas que permitan un sistema con competencia equilibrada, pluralista y de acceso universal.

En Ecuador, el presidente Correa declaró: “Los monopolios mediáticos son uno de los más grandes problemas planetarios. En Ecuador la banca y los medios de comunicación ya no pueden tener vínculos”.  La comunicación y los medios de información entraron en una etapa de profundos cambios gracias a la Constitución aprobada en el 2008 y la aprobación de la Ley de Comunicación del 2013.

En Venezuela fue aprobada la nueva ley sobre medios de comunicación en diciembre de 2010 bajo el mandato de Hugo Chávez. En julio de 2011, se presentó el libro “La batalla contra los monopolios mediáticos”, con ocasión de que Chávez recibiera el Premio Rodolfo Walsh, otorgado por la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad de La Plata.

En Bolivia, país que expulsó a los funcionarios de USAID el 2013, los monopolios llegan a su fin con la Ley de Telecomunicaciones, que norma el funcionamiento técnico de los medios audiovisuales. La Nueva Constitución Política del Estado boliviano establece que los medios de comunicación social no podrán conformar de manera directa o indirecta, monopolios y oligopolios. Allí quien más problemas ha dado es Grupo PRISA (dueño de los diarios La Razón, Extra, El Nuevo Día, y parte de la cadena ABC, además de numerosos medios en América Latina), cuyos vínculos con la española Repsol, motivan su posicionamiento a favor de las transnacionales del petróleo.

En Chile, el sistema está blindado al estilo Pinochet. El Mercurio, al imperio de su periódico nacional, suma 19 diarios regionales. No solo aglutina más del 50% del mercado de la prensa del país, sino también buena parte del mercado de la publicidad. Para la aristocrática familia Edwards esta concentración significa su consolidación centenaria en el monopolio de la palabra. Junto con Copesa, El Mercurio forma un duopolio. Sucede lo mismo en la TV de señal abierta y en la TV pagada.  Mientras Time Warner -la multinacional dueña de CNN- se adjudica la señal de Chilevisión,  Copesa ha adquirido el Canal 22 de la señal abierta. Después de dos décadas de gobiernos democráticos, la falta de pluralismo es escandalosa. Las tres o cuatro familias que concentran un alto porcentaje de los ingresos,  también tienen la propiedad de la opinión.


LA POSICIÓN DE IZQUIERDA FRENTE AL MONOPOLIO MEDIÁTICO


“Los medios de comunicación simplemente son grandes conglomerados empresariales que tienen intereses económicos y políticos. En América Latina los monopolios mediáticos tienen un poder fenomenal que han venido a sustituir a los partidos políticos de la derecha que han caído en el descrédito y que no tienen capacidad de concitar la atención ni la voluntad de los sectores conservadores de la sociedad". Así caracteriza el politólogo y científico social argentino Atilio Boron a la denominada canalla mediática. Afirma Borón que “…se cumple aquello que muy bien profetizó Gramsci hace casi un siglo cuando dijo que ante la ausencia de organizaciones de la derecha política, los medios de comunicación, los grandes diarios, asumen la representación de sus intereses y eso se está dando en América Latina”.

“Los latifundios mediáticos impulsan la insurrección contra gobiernos progresistas”, señala Ignacio Ramonet, ante la guerra mediática descarada que han desatado los empresarios de los medios privados contra mandatarios progresistas como Cristina Fernández de Kirchner, antes Hugo Chávez y hoy Nicolás Maduro, Rafael Correa y Evo Morales.

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, manifestó que "la lucha contra los monopolios de medios es la lucha de una nación porque un país es tan bueno como los medios de comunicación que tiene". El periodista australiano cuestionó "la centralización y el control por parte de las mismas personas de la distribución de los diarios", lo que les "permite realizar aprietes" a nivel mundial.

Chomsky, el 2010, publicó “Las 10 estrategias de manipulación mediática” que conviene leer en Cubadebate. La burguesía y las derechas han perdido hace tiempo las banderas de la democracia, el pluralismo y la libertad, tan caras a la revolución burguesa liberal. El capitalismo monopólico es la negación de todas ellas. Quienes han liderado el combate al monopolio mediático han sido los gobiernos progresistas y de izquierda en América Latina por razones obvias, claras y honestas.


¿QUÉ PASA EN EL PERÚ? ...NOS ESTÁN DANDO GATO POR LIEBRE…


El escándalo se suscita porque el grupo El Comercio, con la compra de las acciones del grupo Epensa, controlaría casi el 80%  de medios impresos en el país. Así, la línea editorial de El Comercio podría influir ideológicamente en 30 millones de peruanos como mega-grupo mediático que dispone de periódicos, revistas, tabloides y canales de televisión.

Veamos qué dice la Constitución vigente:

Artículo 61°. El Estado facilita y vigila la libre competencia. Combate toda práctica que la limite y el abuso de posiciones dominantes o monopólicas. Ninguna ley ni concertación puede autorizar ni establecer monopolios.

La prensa, la radio, la televisión y los demás medios de expresión y comunicación social; y, en general, las empresas, los bienes y servicios relacionados con la libertad de expresión y de comunicación, no pueden ser objeto de exclusividad, monopolio ni acaparamiento, directa ni indirectamente, por parte del Estado ni de particulares.



Advertimos que la protesta contra la concentración mediática es legítima, siempre y cuando no sea fomentada por otras empresas que pretenden hacer lo mismo. Y en todo este lío, ya lo advertimos, hay gato encerrado.

Dice El Comercio que a  inicios del 2013, Mohme, presidente del Grupo La República (GLR), buscó a los accionistas del Epensa para ofrecerles comprar la empresa,(…) El accionariado de Epensa estaba dividido así : un 54% pertenecía a Enrique Martín Agois Paulsen (34%) y a Marcia Mindreau de Agois (20%), mientras que el restante 46% estaba en propiedad de los hermanos Luis Manuel, María Gabriela, Carlos Óscar Luis, y Rossana Bernardita Agois Banchero y de Olga Ana Rosa Banchero Rossi de Salazar. Eran los hermanos Agois Banchero –accionistas minoritarios– quienes tenían a su cargo la gestión de Epensa. El GLR no logró comprar Epensa y El Comercio se lanzó a adquirirla.

Pero también dice El Comercio que si el GLR hubiera comprado Epensa, cambiaría la composición del mercado, porque los diarios de Epensa habrían modificado sus líneas editoriales. O sea, El Comercio es “pluralista” porque respetará las líneas editoriales de esos desagües derechistas; en cambio, La República los habría alterado.

La República publicitó efusivamente que en abril de 2012, el diario de mayor difusión en España, El País, se distribuiría en Lima junto con este. El anuncio fue hecho por el presidente del rotativo español, Juan Luis Cebrián. "Hoy vendemos más de 40 mil ejemplares diarios en edición en papel en seis países en América Latina", señaló Cebrián, consejero delegado del grupo Prisa, empresa editora de El País.

Ahora, observe usted con cuidado:

Cuando El Comercio se alineó con Keiko Fujimori en las elecciones del 2011, Mario Vargas Llosa rompió lazos con este diario conservador con el cual colaboraba desde tres décadas atrás.  Así, Vargas Llosa y sus incondicionales en la literatura pasaron a publicar artículos en el diario La República.  También los caviares serviles a USAID y centro izquierdistas coincidieron en pasarse al mismo periódico.

Vargas LLosa ahora se manifiesta contra la concentración de medios, aquí, pero no lo hace cuando el grupo PRISA concentra en sus manos no sólo medios de radio y TV sino a las mayores editoriales españolas (Grupo Santillana: comprende las editoriales Santillana Educación, Santillana Formación, Richmond Publising, Alfaguara, Alfagura Infantil y Juvenil, Taurus, Aguilar, El País-Aguilar, Altea, Punto de Lectura y SUMA) y su accionariado mayoritario de PRISA (57.7 %) es yanqui: Liberty Acquisition Holding (Phoenix Group).

Y en Alfaguara, ¿qué famoso escritor y sus acólitos publican sus novelas? Ahora se explica por qué escritores como Fernando Ampuero, que ya no trabaja en El Comercio, se alinea disciplinadamente contra la concentración de medios. Alonso Cueto pasó de Perú 21 a La República, pero Guillermo Niño de Guzmán aprovechó el vacío que dejó Cueto en ese “comercio chiquito” de 70 céntimos. Ya lo llamará al orden el Premio Nobel.

Se trata de definir resultados políticos entre tendencias que pugnan dentro de la esfera del poder: por un lado, de que El Comercio complete su labor de fujimorizar a la opinión pública, así como -por la otra parte- de facilitar que el Grupo Prisa introduzca sus tentáculos, imponga  sus edecanes en la clase política y hasta elija a la “izquierda” que la derecha necesita.

................................................................

domingo, 22 de diciembre de 2013

LA IZQUIERDA FRENTE A LA LEGALIZACIÓN DE LA MARIHUANA

El consumo de drogas por la juventud contestataria de la segunda mitad de los años 60’ fue programado por el departamento de estado norteamericano, instrumentalizado por la CIA y auspiciado por el FBI. El fenómeno Hippie fue neutralizado hasta hacerlo un lugar común de moda, extravagancia o sinónimo de libertad individual absoluta. La CIA consiguió así frenar la protesta generacional contra la guerra de Vietnam y disolverla en la banalidad subjetiva de hedonistas.

¿Puede demostrarse que la masificación del consumo de drogas fue un fenómeno espontáneo de los marginados? Me temo que no. El opio fue instrumento de esclavitud en épocas pasadas. En épocas más recientes, los dueños del poder masificaron el consumo de drogas entre los marginados para neutralizar el crecimiento de la protesta popular en plena guerra fría. Y hasta hoy sigue siendo un arma de control social.

El imperialismo actúa siempre con la escopeta de dos cañones. La persecución de actividades ilícitas va de la mano con el nada asolapado consentimiento de su existencia. Así, la comercialización de drogas corre la misma suerte que la pornografía infantil. Existen, se consumen y están prohibidas. La paradoja prohibitiva concede oportunidades de acumulación originaria de capital bajo la ilegalidad, para que luego circulen esos capitales en negocios lícitos. Esa es la doble moral.

La legalización no se le ocurrió a la izquierda y es una idea que ya se proponía en la  segunda mitad de los 80’. Uno de sus principales mentores fue el famoso economista monetarista Milton Friedman, autor de “Libertad de elegir”. Según Friedman, la prohibición de la marihuana es inmoral, ya que causa violencia e impide que la gente use su cuerpo libremente.


DE GURÚ DE PINOCHET A INSPIRADOR DE LA IZQUIERDA TRONCHISTA


Friedman ganó el Nobel gracias a su protagonismo en el “milagro chileno” durante la dictadura de Pinochet. En 1991 declaró en una entrevista en el Foro Americano sobre Drogas: "Pienso que América tendría la mitad de prisiones, la mitad de reclusos, diez mil homicidios menos al año, barrios urbanos en los que habría una oportunidad para gente pobre que viviría sin temer por sus vidas, ciudadanos que podrían ser respetables que son ahora adictos no convirtiéndose en criminales para obtener su droga, pudiendo obtenerlas con garantías de calidad".

Pero cuando se le preguntó por los efectos negativos, Friedman respondió: “El principal efecto adverso que podría tener la legalización sería que muy posiblemente habría más gente tomando drogas. Aunque esto no está claro en modo alguno. Pues, si se legalizan, se destruiría el mercado negro y el precio bajaría drásticamente. Y, como economista, sé que precios más bajos tienden a generar mayor demanda”. Ojo con esto, caviarones del tronchito.


LEGALIZACIÓN DE LA MARIHUANA


Friedman, en la misma entrevista dijo: "La marihuana es una sustancia pesada y voluminosa y, por tanto, relativamente fácil de interceptar. Los agentes antidroga han tenido más éxito apresando marihuana que, por ejemplo, cocaína. Así, los precios de la marihuana han subido, es más difícil obtenerla. Ha habido un incentivo para cultivar marihuana más potente y la gente se ha dirigido de la marihuana a la heroína, la cocaína o el crack". Interpretamos que la represión de la marihuana, hizo que los consumidores se dirigieran a drogas más duras. Pero obvia un detalle: el marihuanero casi siempre se dirige a experimentar con otras opciones y culmina en drogas más potentes.

La legalización de la marihuana es defendida por quienes prefieren en el mercado una droga blanda, con menos efectos perniciosos sobre la salud y la conciencia. Pero esto no deja de ser una ingenuidad. Son necesarios casi 30 días para que el cuerpo elimine el efecto de un solo cigarrillo de marihuana. El Dr. G. Chester de la Universidad de Oxford en 1985, afirmó que la cannabis es 4000 veces más poderosa que el alcohol, lo que fue avalado por el Medical Center  de Francia.


LAS IZQUIERDAS Y LA MARIHUANA


El presidente Mujica ha institucionalizado el matrimonio gay y legalizado la marihuana en Uruguay, lo cual ha hecho que los medios afines al imperialismo, lo nombren “país del año”.  No lo nombran tal por haber restituido los derechos laborales o transformar el modo de producción. Pero, ¿cuál es la posición de las izquierdas sobre la marihuana? Hay una izquierda light que coincide alegremente con las tesis librecambistas o liberales-capitalistas, dentro de las cuales encaja la libertad individual suma: con mi cuerpo, hago lo que quiero. Hay otra izquierda que tiene un proyecto de nueva sociedad y por lo tanto un proyecto de nuevo sujeto en la historia. Cabe recordar añejas discusiones sobre el hombre nuevo y el socialismo, del Che.

Si pensamos en el proyecto del hombre y la mujer nuevos, deberíamos aproximarnos a una descripción de los mismos. ¿Qué características tendrían? ¿La libertad individual suma o la subordinación del individuo al proyecto colectivo?

El consumidor de marihuana tiene problemas para el aprendizaje, ya que la yerba inhibe la capacidad de concentración y memoria de corto plazo, ocasionando una merma en el rendimiento. También ocasiona falta de motivación, fatiga, apatía y pérdida de interés en cuanto a responsabilidades y acciones que construyan habilidades en el sujeto. El uso frecuente provoca desajustes psicológicos y ocasiona daños en las funciones reproductivas.

Para la izquierda revolucionaria, el consumo de drogas es pernicioso y no contribuye a la formación del hombre y mujer nuevos.  No se admite entre su militancia. 

Si se trata de justificar su legalización con la desaparición de las mafias, aclaremos: la legalización propuesta es una forma de control y en sociedades que no gozan de pleno empleo, los sectores marginales seguirán micro comercializando drogas como estrategia de supervivencia. Nuestras ciudades no se parecen a Ámsterdam. Si se exige inscribirse para lograr un permiso de compra, más fácil la obtienes en las esquinas, porque siempre habrá un desocupado vendiéndola.

La propuesta de la izquierda revolucionaria persiste en la formación de un nuevo sujeto que no necesite de las drogas para ser feliz y que requiere de todas sus neuronas para trasformar el mundo. Legalizar significa algo más que regular su comercio: significa darle propaganda gratuita a la masificación del consumo. La “libertad de elegir” no es bandera del socialismo.


miércoles, 30 de octubre de 2013

Para Otilia, madre coraje.

Otilia, sabías orillar con tiernas manos
la frialdad de los barrotes que aprisionan
los calendarios de la libertad mil veces negada.
Otilia, repetías con confianza resignada
eso que no olvidaré aunque no lo resista
en la desolación de los calabozos sórdidos
donde brilló tu corazón insolado, en tu mirada
atenta a la noticia que tardaba adormecida.
Viste al hijo de tus entrañas padecer sin quebrarse
y  lo viste envejecer prematuramente en sus harapos
Viste al hijo de tu vientre resistiendo estoicamente
y cómo fue cegándose en el vano vacío de las sombras
Viste al hijo no doblegado por un plato de lentejas
y supiste porqué ahoga la usura maldita del silencio.
Días de visita, Otilia, fiambre frío y agua,
revisión de prendas, manoseo indiscreto
de tan pocas cosas inmerecidas de sospechas,
pero algo impoluto llevabas oculto para darlo.
Los días del encierro, la luz por media hora
media hora para que concurran los más cercanos
Y treinta minutos los culminabas en un beso,
una vez al mes esperando semanas para darlo
Otilia, te fuiste haciendo madre de hijos ajenos
al festín triunfante de los que no perdonan
y discutíamos mucho de jorobas ideológicas
disimuladas torpemente para no enemistarnos.
Otilia, te quitaron la vida sin merecerlo y ahora
somos seres espectrales entre relámpagos de llanto
porque nos han arrancado el hueso cenizo del amor
y han desollado la orfandad de nuestra escasa inocencia.
Otilia, estás aquí, en el ventrículo izquierdo 
de cada combatiente. (Dante Castro)


viernes, 27 de septiembre de 2013

TRAMPAS DEL PROYECTO BRUCE

Los beneficios y derechos que propone el proyecto Bruce en cuanto a sucesión, seguridad social, prestación de alimentos, etc., nos parecen irrefutables. La discriminación de un grupo social o la existencia de ciudadanos sin derechos, es incompatible con nuestra ideología. Digamos que esos mismos derechos deberían gozarlos todos los peruanos y no solo los que tienen trabajo, seguro, EPS, patrimonio, etc.

Pero el proyecto Bruce repite las limitaciones del Código Civil, porque su pretensión no es revolucionar la esencia reaccionaria del orden vigente y sus instituciones. Es, por ello, conservador.

Veamos algunos aspectos, por ejemplo qué dice sobre la adquisición de la nacionalidad a través de la Unión Civil:

Art. 1° "...se inscribe la declaración de Unión Civil No Matrimonial en el Registro Personal de los Registros Civiles debiendo los integrantes tener domicilio legal en el Perú, por lo menos dos años de anterioridad a la fecha en que solicitan la inscripción."

Art. 4° Derechos y Deberes.- (Inc. b.6°.) “Adquirir la nacionalidad peruana, en caso de ser extranjero, luego de dos años de haber celebrado una UCNM con un ciudadano peruano.”

O sea que para unirse civilmente, ambos deben acreditar residencia en el Perú por lo menos dos años. Esto no solo atañe a dos personas de otra nacionalidad, sino a quien siendo extranjero pretenda unirse a un peruano. Tendrá que quedarse aquí los dos años de rigor, así la pareja tenga mejores perspectivas en otro país. Y para adquirir la nacionalidad peruana tiene que esperar dos años más después de haberse unido.

¿Qué piensa la comunidad gay de esta soga que le ponen al cuello?

Dice la Constitución, en su Artículo 52° sobre la nacionalidad: “Son asimismo peruanos los que adquieren la nacionalidad por naturalización o por opción, siempre que tengan residencia en el Perú.” El artículo 53° de la Constitución, en cuanto a adquisición y renuncia de la nacionalidad, dice que: “La ley regula las formas en que se adquiere o recupera la nacionalidad”. Se refiere a la Ley N° 26574.

Esta Ley de Nacionalidad (Ley N° 26574) dice en su Artículo 4°.- “Pueden ejercer el derecho de opción para adquirir la nacionalidad: La persona extranjera unida en matrimonio con peruano o peruana y residente, en esta condición (En condición de casado. n.r.), en el territorio de la República por lo menos dos años, que exprese su voluntad de serlo ante la autoridad competente.”  Se tiene que presentar Partida o Acta de matrimonio civil original inscrita en los Registros Civiles de RENIEC, con antigüedad no mayor de 30 días, acreditando dos (2) años de matrimonio.

El calvario que fue instituido para perjudicar a heterosexuales, sería heredado por homosexuales que pretenden mejores condiciones de vida sentimental.

INCONSISTENCIAS EN CUANTO A IMPEDIMENTOS DE LA UCNM.-

El proyecto Bruce dice en el art. 5° sobre Impedimentos: No pueden constituir una unión civil:

c. Los afines en línea recta y/o en el segundo grado de la línea colateral.

Esto del parentesco por afinidad como impedimento parece complicado
. El parentesco por afinidad no se pierde cuando se disuelve el vínculo matrimonial. Paula se casa con Juan, comparten parentesco por afinidad con familiares de ambos, pero cuando Juan se divorcia de Paula, subsiste ese parentesco por afinidad adquirido en matrimonio. Ergo, si Juan decide establecer una Unión Civil con alguien que fue (y sigue siendo después del divorcio) su pariente por afinidad, este parentesco por afinidad se convierte en impedimento para constituir la unión civil. Recordemos que parientes por afinidad son los familiares sanguíneos de uno de los cónyuges respecto del otro cónyuge. Por ejemplo, los suegros están en el primer grado de afinidad; el cuñado o cuñada en el 2º grado de afinidad; y los tíos son 3er. Grado de afinidad.

d. El adoptante, el adoptado y sus familiares en las líneas recta y/o colateral dentro de los grados señalados en los incisos b y c para la consanguinidad y la afinidad.

¡Oiga, caballiero!... El adoptante, si es casado como en casi todos los casos, no puede establecer una Unión Civil No Matrimonial si no ha disuelto su anterior vínculo conyugal. Ni con el adoptado ni con ningún otro ciudadano en capacidad de ejercicio. Esto ya está en el inciso f del mismo artículo. Si el adoptante disolvió su matrimonio, no veo por qué razón no podría establecer una UCNM con un familiar del adoptado en la línea recta o colateral. ¿En salvaguarda de qué principio moralista se redactó esto?

f. Los que se encuentren unidos en matrimonio o unión de hecho, mientras subsista.

El inciso f, en cuanto a las uniones de hecho, le puso una cáscara de plátano en el camino a la UCNM. Hay siempre una fragilidad de argumentos para demostrar la pervivencia o continuidad de una unión de hecho. Para que sea reconocida, tienen que demostrarse dos años de posesión constante. ¿Cómo se demuestra? Con testigos, aunque el artículo 326° del Código Civil cae en una inconsistencia fatal cuando dice que: “La posesión constante de estado a partir de fecha aproximada puede probarse con cualquiera de los medios admitidos por la ley procesal, siempre que exista un principio de prueba escrita.” Así desvirtúa en parte la prueba testimonial y pone en riesgo la veracidad tanto de su existencia como de su disolución.

En el derecho civil es causal de divorcio la “homosexualidad sobreviniente” de una de las partes. Esto es para quien no habiendo sido homosexual, luego se manifiesta como tal.  Existen ejecutorias supremas que dan cuenta de procesos de divorcio por homosexualidad sobreviniente. No  hay posibilidad de que una unión de hecho sea disuelta por la misma causal, porque según el art. 326° del Código Civil, “La unión de hecho termina por muerte, ausencia, mutuo acuerdo o decisión unilateral”.

Pues bien: si hay posibilidad de terminar con la unión de hecho por decisión unilateral,  aquel que decidió terminar ese concubinato heterosexual, ¿puede entonces ser acusado por su anterior pareja para impedir su unión civil con un homosexual? ¿Con qué derecho?

INCONSISTENCIAS EN CUANTO A LA DISOLUCIÓN DE LA UCNM.-

En cuanto al Art. 6° sobre Disolución, nos fijaremos en tres causales que nos parecen sorprendentes:

a. El mutuo acuerdo.

j. La separación de hecho de los integrantes de la UCNM durante un periodo ininterrumpido de dos años.

k. La separación convencional después de transcurridos dos años de la celebración de la UCNM.

La separación convencional solo procede si tienes dos años de haber celebrado la UCNM con tu pareja. No señala cuánto tiempo debe trascurrir para que se proceda a la disolución por mutuo acuerdo, porque no establece siquiera una diferenciación con la separación convencional. ¿También dos años?

Y la separación de hecho debe tener también un periodo de dos años para poder valer como tal. De modo que si dejaron de convivir, por mutuo acuerdo o por abandono, menos de dos años, no pueden hacer valer su derecho. Esto arrastra las mismas deficiencias y arcaísmos de un Código Civil conservador que ha perjudicado a matrimonios heterosexuales que pudieron haber tenido mejores condiciones para separarse e incluso para reconciliarse después de la separación.

El Código Civil en su art. 333° establece entre las Causales de separación de cuerpos: La enfermedad grave de transmisión sexual contraída después de la celebración del matrimonio (inc. 8). El proyecto Bruce obvia esta causal, a sabiendas que la comunidad LGTB está considerada por la OMS como un sector social de alto riesgo. La enfermedad sexual grave contraída después de la Unión Civil no solo evidencia adulterio, sino que implica el riesgo del compañero sano. Y este no es un residuo conservador del Código Civil, sino una de las pocas virtudes que le podemos reconocer.

El proyecto Bruce, niega considerar la enfermedad grave de transmisión sexual como causal de separación, pero, en su exposición de motivos, propone la monogamia con fines de salud sexual. Lo dice así:

“El aumento del porcentaje de parejas estables de todo tipo minimiza diversos problemas sociales, uno de los más importantes siendo la prevalencia de enfermedades de trasmisión sexual. Conviene por lo tanto a la sociedad también que las parejas de personas del mismo sexo establezcan lazos permanentes por un tema de salud.”

EL ADULTERIO NO ES CAUSAL

¿Alguien se ha preguntado por qué en el proyecto Bruce el adulterio no es causal de separación? Conviene meditar sobre esto. El proyecto de ley tiene una exposición de motivos favorable a la monogamia, en una época en que su existencia real es relativa. La poligamia se practica veladamente mientras la monogamia se oficializa públicamente. El proyecto Bruce, para lograr su objetivo, proscribe la poligamia como una “conducta aberrante” similar a la pedofilia y a la zoofilia. Esto es una discriminación arbitraria e injustificable, puesto que la poligamia entre adultos con pleno conocimiento y responsabilidad, no perjudica a nadie.

Veamos cómo lo dice en su exposición de motivos:

“Las uniones civiles promueven la estabilidad para las parejas de personas del mismo sexo. La institución que se plantea aquí le da estabilidad emocional, financiera y psicológica  a las parejas lesbianas y gais y promueve  las relaciones estables y monógamas, algo que beneficia a la sociedad en su conjunto.”

-“A toda sociedad le conviene también que los ciudadanos adultos formen parejas estables, relaciones monógamas y de mutuo respeto... (...) y si la sociedad quiere que las personas lesbianas y gais lleven vidas monógamas  y sanas, por consistencia debe también proveerles de una figura legal que los respalde...”

-Dice que la UCNM no dará pie “a la normalización de toda clase de conductas aberrantes como el incesto, la poligamia, la zoofilia, la pedofilia, etc.”

Pero este proyecto a pesar de su supuesta vocación monogámica, no incluye la figura del adulterio como causal de disolución del vínculo que propone. ¿Qué pasó? Por un lado, se propone el imperio de la monogamia y por otro se reserva una puerta de escape a ésta.

La mejor respuesta la encontramos en la confesión de parte que hace el escritor gay cubano Reynaldo Arenas: “El mundo homosexual no es monogámico; casi por naturaleza, por instinto, se tiende a la dispersión, a los amores múltiples, a la promiscuidad muchas veces”.  (Antes que anochezca, p. 90)

Sabemos que no todos los casos son así. No es necesario aclararnos las excepciones. Pero tal vez por motivos similares a los de Reynaldo Arenas, al animador homosexual Carlos Cacho le parece el matrimonio gay “una huachafería”.

CONCLUSIONES

Mariátegui  escribió respecto al feminismo: "Se puede distinguir en el feminismo tres tendencias fundamentales, tres colores sustantivos: feminismo burgués, feminismo pequeño-burgués y feminismo proletario. Cada uno de estos feminismos formula sus reivindicaciones de una manera distinta. La mujer burguesa solidariza su feminismo con el interés de la clase conservadora. La mujer proletaria consustancia su feminismo con la fe de las multitudes revolucionarias en la sociedad futura. La lucha de clases –hecho histórico y no aserción teórica- se refleja en el plano feminista. Las mujeres, como los hombres, son reaccionarias, centristas o revolucionarias. No pueden, por consiguiente, combatir juntas la misma batalla. En el actual panorama humano, la clase diferencia a los individuos más que el sexo."

Del mismo modo, en el presente contexto, suponemos que se abrirá un debate en la comunidad LGTB sobre la pertinencia de una institución como dadora de derechos antes conculcados. Nadie ha hablado -todavía-de un homosexualismo burgués, pequeño burgués o proletario. Pero la frivolidad snob de algunos entusiastas y el institucionalismo conservador de otros, pretenden que la solución de los grandes problemas humanos está en las instituciones burguesas. Así como hay homosexuales monógamos y otros que no lo son, hay homosexuales que tienen patrimonio qué compartir con sus parejas y hay otros que solo pueden compartir su hambre.